Sign In

Blog

Latest News
LLOOLY, la primera franquicia en España de ice Roll y Bubble Waffle

LLOOLY, la primera franquicia en España de ice Roll y Bubble Waffle

Se trata de un modelo de negocio novedoso, de baja inversión y que se expande por el territorio nacional a través de varios formatos de franquicia que se adaptan al franquiciado.

LLOOLY nace en Calpe, en la provincia de Alicante, como un formato de quiosco en un centro comercial de la localidad. Su fundador, Pau Ferrer, descubrió este concepto de helado en México y le pareció interesante traerlo a España, de manera inicial solo el bubble waffle, y más tarde incorporando la plancha fría para dar un mayor servicio y algo novedoso en el mercado. 

Según, Pau Ferrer, CEO fundador de la franquicia LLOOLY, “nosotros captamos la idea en México y la trasladamos y adaptamos al mercado europeo”, incluyendo una mesa de toppings, siropes y frutas para poder combinar junto con los helados, al gusto del cliente.

Al abrir los primeros centros de la marca y ver el éxito que obtuvieron, decidieron expandir el modelo de negocio en franquicia, “llevamos a cabo la apertura de los primeros centros y obtuvimos mucho éxito, creamos una imagen corporativa con colores llamativos y aumentó la demanda del modelo de negocio en el mercado”, asegura Ferrer. Tras esta iniciativa, llevaron a cabo la primera apertura de una franquicia LLOOLY en Tarragona.

Tras la reciente apertura de la marca en Torrente, Valencia, se encuentran inmersos en un ambicioso plan de expansión, centrado en la apertura de cuatro nuevos puntos de venta en Badajoz, Torrejón de Ardoz (Madrid), Sevilla y Cáceres. 

Ventajas de la franquicia LLOOLY

Se trata de un concepto de negocio de bajo coste, “nos adaptamos a los locales, es decir, los reseteamos y no obligamos a que tengan que hacer grandes cambios, nosotros incorporamos todo lo relacionado con el mostrador, banco de trabajo, maquinaria, rotulos, etc. Hacemos que no sea un concepto que requiera de una gran inversión”, confirma el CEO de LLOOLY.

Cuentan con varios modelos de franquicia, desde un formato estand para centros comerciales, hasta un modelo contenedor, pasando por el take away, el modelo cafetería o el full track , todos ellos con una diferencia mínima en la inversión.

Desde la central de franquicias no buscan un perfil de franquiciado concreto, ya que es un concepto de negocio muy fácil de gestionar. La enseña le proporciona al nuevo socio la toda la formación necesaria, tanto de productos y la elaboración de los mismos, como de la gestión del local.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.